Pestañas

jueves, 1 de octubre de 2015

Mañana tendré la rosa...








Mañana tendré la rosa
pura de la madrugada,
entre los lagos dormidos
de tu alma y de mi alma.

El ensueño de la noche
aún palpitará en la estancia
y yo iré abriendo los ojos
con caricias de alborada.

Se me enroscará en los dedos
la dicha de la mañana
y el despertar de los pájaros
llegará a nuestra ventana.

Mañana tendré la rosa
pura de la madrugada!


Joy Boixet