Pestañas

domingo, 25 de octubre de 2015

Préstame un sueño...






Préstame un sueño por donde yo vaya
a la ilusión precaria de mi credo.

Un sueño en el que pueda recostarme,
un sueño en el que encuentre al fin mi aliento.
Me duele el corazón. Todo me duele.

Me duele la nostalgia y hasta el tiempo,
me duele la vida y la alegría
con un dolor cansado de tan cierto.

Si Tú puedes mostrarme tu camino
y tu marchar de Luz hacia tu cielo,
te deberé mi fé. Toda mi angustia
tendrá, por Tí, un horizonte nuevo.


Joy Boixet